Home

Enviado especial Maison & Object Paris. Más de 3.000 expositores y casi 80.000 visitantes repartidos por los cerca de 250.000 m2 del recinto ferial de Paris Nord Villepinte. La última edición de Maison & Object fue todo un modelo de lo que tiene que ser una Feria de negocio, en la que se vende y se compra a gran escala. Quizá, por ello, se ha convertido en el principal europeo de decoración. Allí se establecen las líneas maestras que seguirá el mercado a lo largo del año. Y Sibarita News estuvo allí para traerse algunas referencias a tener en cuenta.

Maison-HallCraft-2014

En primer lugar, la importancia que ha adquirido la porcelana y la cerámica en el área de cocina, especialmente con el desarrollo de la gráfica aplicada frente a la tendencia previa del minimalismo blanco y negro, así como un crecimiento de la decoración y juegos cromáticos asociados a la escuela escandinava. Mismo caso en los contenedores de vidrio y las vajillas, en las que se apuesta por incorporar grabados sobre la superficie con formas animales o geométricas, o bien por el desarrollo de familias de objetos en los que el corcho y la madera renacen como elementos complementarios. Una notable presencia de piezas de vidrio soplado tanto para decoración, como para contenedores alimentarios.

Maison-LamparasCristal

Una tendencia que contrasta con el retorno a la formas con influencia retro en el sector de la iluminación, tanto en la presencia de coloreados como de juegos de volúmenes limpios, en los que la forma y la pureza de los materiales contrasta con la extremada presencia de plásticos inyectados y madera.

Maison-Platos Decorados

En cuanto a lo objetos de decoración, se adviertes dos líneas muy definidas este año. Por un lado, la recuperación de las referencias animales para la decoración, pero con un tratamiento pop y colorido. Y, en contraposición a esta línea colorista, formas con aspecto de tejidos, bien como imitación de texturas, bien partiendo de trenzados y materiales naturales para crear contenedores o elementos decorativos que evocan el mallado natural de la vegetación o las profundidades marinas -coral-, pero, eso sí, limitando las formas y el color al blanco y negro.

Maison-TomDixon-2014

Y, por último, se mantiene la influencia de la moda en los interiores y la decoración, concretamente con la traslación de los coloristas vestidos tradicionales peruanos y bolivianos a objetos de ascendencia rural como esteras, cestas o sillas trenzadas, en las que los colores básicos –azul, verde, rojo y amarillo- se presentan saturados y llenos de luz para refrescar el aspecto natural del mimbre, la rafia o la madera sobre el que se entretejen.

Advertisements