Home

Continuador de una saga de ceramistas de la que se conserva una línea directa que alcanza hasta principios del siglo XIX, Arturo Mora es el único exponente actual de loza dorada de Manises, una técnica que emplea para realizar reproducciones de piezas históricas cuyo origen se remonta a los obradores de los siglos XIV al XVIII. Un taller que mantiene la producción de piezas propias en el torno de alfarero, pintadas a mano alzada y cocidas en tercera cocción en reducción, tal como se realizaba la loza dorada hispano-musulmana.

Conozcamos un poco tu trayectoria que, suponemos, esta muy vinculada a la empresa artesanal de tu familia. ¿Cómo empezaste profesionalmente?

Mi padre amaba la cerámica. Era más que un negocio para nosotros. Era nuestra pasión de niños. Cuando acababa el colegio acudía al taller de mi padre a jugar con la cerámica y observaba cómo los artesanos elaboraban y pintaban las piezas de cerámica  con gran maestría. Recuerdo ver cocer la mufla a leña, el sonido de la “chicharra” eléctrica que marcaba cuándo debía alimentarse el horno de leña… Es un recuerdo de tantos de mi infancia, muy arraigada a la cerámica, que contribuyeron a elegir este oficio.

N5-Sibarita-AMora2

Eres el último taller que mantiene viva la técnica del reflejo metálico en Manises. ¿Puedes explicarnos más o menos cómo es el proceso de elaboración de una pieza usando esta técnica?

Yo sigo la misma técnica que se usaba en el S.XV. Las piezas nacen todas en el torno de alfarero, una vez secas se pintan en azul cobalto y se someten a una primera cocción de 1050ºC -bizcocho o socarrat- luego se esmaltan con esmaltes de estaño y plomo y se vuelven a cocer a 980ºC. Para finalizar se decoran las piezas con el  reflejo metálico sobre el vidriado y se somete a la tercera y decisiva cocción en reducción a 650ºC. Por último después de sacar las piezas del horno se limpian éstas apareciendo el mágico reflejo metálico.

Eres un caso excepcional, ya que has conseguido un notable reconocimiento internacional con tu trabajo. Y, de hecho, piezas de tu taller se exhiben en prestigiosos centros de arte y museos como el Leighton House Museum o el Victoria & Albert Museum, de Londres (UK), y el Gewebermuseum Winterthur, de Suiza, entre otros. ¿Te sientes reconocido también en tu tierra?

Sí, Manises es un pueblo de larga tradición cerámica que sabe valorar el trabajo  que hay detrás una pieza cerámica.

Parece que la cerámica tradicional ha perdido cuota de mercado y que la gente busca otros elementos decorativos para su hogar. Crees que hay que reinventar los objetos tradicionales o eres de los que piensa que hay que mantenerse purista a los procesos y técnicas originales de cada pieza.

Hay cabida para todos los estilos, ya que, como en la música clásica sucede, los clásicos nunca pasan de moda.

En mi opinión hay que investigar constantemente, realizar actualizaciones de la cerámica tradicional y crear también nuevos diseños, pero siempre  manteniendo la máxima calidad. Tenemos una gran herencia cerámica todavía por mostrar al mundo.

ArturoMora-brionia 002

Algunos ceramistas habéis dado el paso de abrir las puertas del taller al público para que puedan convertirse en protagonistas por un día y conocer de mano del artesano el proceso de creación. ¿Crees que ese contacto directo con el material y el espacio en el que se hacen realidad las piezas motivará a la gente a acercarse más a la artesanía cerámica?

Sin ninguna duda, es necesario abrir al público los talleres e incluso sacarlos a la calle, como estamos haciendo en Manises. El año que viene me sumaré a las jornadas de puertas abiertas de talleres en Manises. Tenemos pensado hacer una cocción en el horno de leña de reflejo metálico que conservamos en nuestro taller. Es necesario que el público sepa entender el trabajo que existe en una pieza de cerámica para un buen éxito comercial, que necesariamente pasa por hacer también una buena muestra o feria de cerámica en Manises para darla a conocer.

Mantienes una constante renovación de objetos y colecciones en el catálogo de tu taller. ¿En qué estás trabajando actualmente?

Estoy inmerso en una nueva colección clásica diseñada por mí que combina el azul cobalto y el reflejo dorado, además de la realización de un video de la elaboración de mi quinto Vaso de la Alhambra -pieza de metro y treinta cm de altura-.

¿Cómo afecta la crisis a vuestro sector?

Este sector ya venía de una crisis derivada de las miles de importaciones extranjeras que han destruido gran parte de los pequeños talleres cerámicos de Manises.

Internet es la nueva herramienta de la que disponemos, que está al alcance de todo el mundo y que debemos utilizar para dar a conocer nuestra cerámica de calidad, adaptándonos a los nuevos tiempos donde ya no es necesario para comprar cerámica venir hasta el taller.

Advertisements