Home

La Sala Municipal de Exposiciones de la Iglesia de las Francesas acge la exposición ‘Modernismo’, una muestra de la colección Alfaro Hofmann, un estilo “siempre actual”, que triunfó entre finales del siglo XIX y principios del XX y el “último gran movimiento de carácter internacional”. La exposición permanecerá abierta hasta el 14 de octubre.La exposición incluye una selección de piezas que ilustran la propia evolución del estilo, conocido generalmente como ‘Art Nouveau’, que adoptó con “entusiasmo” la burguesía decimonónica; desde unas primeras formas señaladas por una “gran exuberancia” y ornamentación floral hasta las líneas “más depuradas” de la Sezession, el nombre que recibe la corriente en Austria.

La exposición es una selección de piezas, unas de herencia familiar y otras adquiridas, que forman un conjunto singular y describen el tránsito de un primer modernismo “excesivo y floral”, el ‘Art Nouveau’, a uno más tardío, depurado y geométrico, la Sezession, que presagia la implantación del diseño industrial en el ámbito doméstico; y con las que la muestra pretende presentar, y a la vez plantear, el proceso que supuso el paso de una producción de carácter artesanal a una industrial.

La primera parte de la exposición incluye piezas del modernismo valenciano, “muy receptivo” a las distintas variantes de este movimiento artístico de finales del siglo XIX y principios del XX, principalmente del sector del mueble con fabricantes como Luis Suay, Ventura Feliu o Joaquín Lledó, de la cerámica con Bautista Molins o los hermanos Bayarri y de la iluminación con la empresa Mariner. Estos excelentes artesanos de la tradición valenciana, adaptados a la nueva realidad de los procesos industriales, estuvieron fuertemente inspirados por grandes autores, como los austriacos Josef Hoffmann y Otto Wagner o el alemán Peter Behrens, llegando a producir auténticas réplicas de algunos de sus diseños.

El segundo apartado se centra, precisamente, en estos referentes centroeuropeos que aplican este nuevo estilo internacional a cualquier objeto cotidiano, como es el caso de los objetos que se muestran: elementos de arquitectura, muebles, lámparas, menajes de cocina y servicios de mesa, joyería o piezas de escritorio. La incorporación de los procesos industriales democratizaron los bienes de consumo, consiguiendo alcanzar notables calidades en sus productos en cuanto a diseño y acabados.

Advertisements